De por qué la acuarela y no el óleo

“Lady Fire” y “Eos” para la exposición “Tiposía” de la que fui comisaria.

Dicen mis padres que siempre me ha gustado dibujar y me pasaba la mayor del tiempo dibujando cuando los demás niños preferían jugar. A veces había reuniones en el colegio y me tocaba esperar a que ellos salieran para irnos a casa, en vez de ser una niña curiosa e investigar por los rincones del inmenso edificio cuando estaba mas vacío, yo prefería quedarme sentada y crear mis primeras obras en blanco y negro, sin matices, sin color, solo utilizando un lápiz normal y corriente.

A los 11 mi profesora de dibujo me animó a especializarme en ello y me enseñó el magnífico mundo de “la pintura al óleo”. Un año después me adentraba mas aún en ese mundo gracias a clases con dos grandes artistas, y me convertí en pupila de Palacios. Durante 6 años aprendí que una gama de color podía ser cálida o fría, una simple fruta estaba compuesta de muchas pinceladas llenas de matices, la textura podía formar un simple lazo, la espátula no solo servía para quitar el óleo de la paleta sino que podías usarlo como herramienta, lo que era el mundo de las galerías… Entre otras cosas. El óleo se había convertido en parte de mi y deseaba que siguiera siéndolo, por eso cuando me aceptaron en la universidad fue como un sueño, un sueño que al segundo año me hizo despertar. La obra de mi profesor iba creciendo con él y evolucionando, sin embargo mi obra estaba estancada, se limitaba a realizar lo que deseaban otros de mí para conseguir un aprobado o un notable. Pero yo no quería llegar a un sobresaliente, sino que aquello que plasmaba en el lienzo dijera algo más de que era un simple jarrón.

Al tercer año de carrera yo ya sabía que el óleo no era para mí, y se terminó un año en que me encargaron una copia de: “El Temerario remolcado al dique seco” (The Fighting Temeraire tugged to her Last Berth to be broken up), obra de mi pintor preferido, un artista que me ha inspirado en mas de un sentido: “Turner” Realicé un trabajo sobre su obra y vida que me hizo conseguir una de mis mejores notas en  la universidad y terminé el encargo, el cual viajó hasta el mismo Londres. Y con ese último cuadro terminó mi etapa…

El anterior año a terminar mis estudios, conocí a  Francisco Molinero, uno de los mejores profesores de dibujo que he tenido y gracias a él me puse en contacto con los “Libros de artista”. Fue ahí cuando me conquistó las acuarelas, él me animó a que probara con diferentes texturas en papel y a no tener miedo a experimentar porque tu obra tenía que mostrar sentimientos, pensamientos… Tu obra debía plasmar algo mas que una ilustración bonita, debía hacerte pensar y reflexionar. Me pasé varios meses dibujando sobre acetato, papel, jugando con los pinceles, mis acuarelas… Estuve trabajando durante tardes, noches, en lo que sería el libro mas significativo para mí. Supe que había conseguido transmitir todo lo que quería cuando el espectador al verlo tenía los mismos sentimientos que yo al realizarlo, y a su vez creaba otros pensamientos, esa fue mi primera obra de muchas otras, la cual se quedó al final la universidad para seguir enseñándoselo a otros alumnos mas tarde.

Aunque la acuarela me conquistó, yo estaba bastante desanimada con todo ese mundo, y el año en que terminé esa etapa, pensaba que jamás volvería a coger un lápiz o realizar algo artístico pero me equivoqué, fue cuando Luis Mayo, que había sido profesor mío en varias ocasiones, me animó a no tirar la toalla y fue por esa razón que empecé a realizar mas ilustraciones, a jugar con los sentimientos dentro de mis dibujos, a evocar la naturaleza del propio hombre, a sacar nuestros temores, pesadillas y deseos. Con la acuarela puedo dibujar, jugar, evocar, experimentar, sacar el odio que tengo adentro o sacar todo el amor que a veces aparece… Y aunque el óleo fue la primera herramienta que utilicé, con él realizo fotografías pero con la acuarela puedo transformar fantasías y crear lo que realmente no existe pero siempre dándole un toque de realismo. Y esa es la respuesta a: “¿por qué la acuarela y no el óleo?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s